BIENES RAICES

El sector inmobiliario se recupera

Después de varios meses de aislamiento, los bienes raíces repuntaron su actividad. Existe un notable crecimiento en la oferta para compra, venta y alquileres.

En los últimos dos meses, la actividad inmobiliaria empezó a dinamizarse, gracias a la reactivación de la economía y la flexibilización de la cuarentena establecida por el Gobierno, a este factor se suma la reducción de precios para compra y alquiler de inmuebles.
Entre los meses de enero a julio, el sector registró una reducción en las ventas del 9%, en relación a la gestión pasada, según informaron las inmobiliarias. Tanto la pausa obligatoria en las empresas, como el desempleo y la inestabilidad económica, fueron factores determinantes que afectaron al sector que, poco a poco, va hacia una franca recuperación.
“Desde el mes de septiembre, todo se reactivó de manera acelerada. Ventas, alquileres, anticréticos, ahora el sector tiene bastante trabajo”, dijo Cleya Menacho, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Santa Cruz (Caincruz).
Aseguró que, no solamente es la reactivación laboral la que está beneficiando al movimiento de los bienes raíces, sino también la migración, porque son muchas las personas y empresas que vienen de La Paz y Cochabamba en busca de alquileres para viviendas, compra de inmuebles o terrenos para construir.
Por su parte, Fabiola López, agente inmobiliaria independiente, afirmó que la modalidad de alquileres temporales son los de mayor preferencia “los alquileres temporales de departamentos pequeños y amoblados, es lo que más están buscando los ejecutivos que vienen de otras ciudades a trabajar. Los precios van desde los 10 hasta los 60 dólares por noche, como algunos hoteles han cerrado, esta es la mejor opción para quienes vienen a trabajar durante unos días”.

Es momento de comprar
Actualmente, los precios se han reducido de manera significativa. “Una casa sencilla, en un condominio cerrado de la zona norte de la ciudad de Santa Cruz, que antes se vendía hasta en 110.000 dólares, ahora puede costar entre 85.000 y 90.000 dólares, dependiendo la necesidad del propietario, ya que ambas partes pueden llegar a un acuerdo”, explicó Menacho.
Agregó también que, en la zona sur, los precios oscilan entre 1.000 y 1.200 dólares (el metro cuadrado), si es que están sobre avenida principal, pero se puede encontrar inmuebles hasta por 800 dólares (el metro cuadrado).
Respecto a las casas que están en pre venta, se pueden encontrar con un precio aproximado de 49.000 dólares, las que anteriormente estaban en 55.000 dólares, es decir, que hay empresas constructoras que han bajado entre un 15% y un 20% el valor de sus inmuebles.
La tendencia ahora es ahorrar en activos fijos, que tienden a aumentar su valor en vez de tener dinero en efectivo, porque existe incertidumbre frente a la realidad política del país.

Reducción en precio de alquileres
El confinamiento trajo consigo el teletrabajo, muchas empresas cerraron sus oficinas y brindaron todas las condiciones a sus trabajadores para desempeñarse desde casa. Lo mismo pasó con los profesionales independientes, quienes volcaron sus fuentes laborales a su hogar.
Este sistema, además de ser una manera de resguardar la bioseguridad de las personas, fue una forma para abaratar costos operativos y de rescindir los contratos de alquiler.
López aseguró que los precios de alquileres han bajado notablemente, “un departamento sencillo en la zona de Equipetrol (barrio residencial de Santa Cruz), que tenía un alquiler de 550 dólares, ahora se redujo a 380 dólares”.
En otra zona de la ciudad como en cercanías de la Universidad Gabriel René Moreno, un departamento de un dormitorio, antes tenía un costo mensual de 400 dólares, ahora queda en 280 dólares incluyendo las expensas. Los propietarios se vieron en la necesidad de reducir drásticamente los precios de los alquileres porque los inquilinos extranjeros retornaron a sus paises, los bolivianos prefieren trasladarse de zona y otros compran aprovechando los bajos precios de vivienda.

Acerca de los créditos
La inestabilidad económica y el desempleo han sido factores determinantes para los bancos a la hora de brindar un crédito, porque no tienen la certeza que un comprador pueda pagar las cuotas mensuales. Ahora, solo se logra un financiamiento del 80% (ya no del 100% como era antes), el 20% restante debe ser cancelado en su totalidad.
Otra alternativa para los compradores son los créditos directos que brindan las empresas constructoras, que por lo general son pocos los requisitos que se deben cumplir. Por ejemplo el pago de un monto consensuado para poder habitar el inmueble, de igual forma, este queda como garantía y el título de propiedad es entregado cuando se termina de pagar el inmuble.
Al respecto, Menacho afirmó que, quienes antes querían aplicar a un crédito de vivienda social, prefiere tomar un anticrético pues las entidades bancarias se han vuelto más exigentes a la hora de pedir los requisitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios