CONSTRUCCIÓN

Balance: La pandemia dio golpe bajo a la construcción

La paralización total de actividades, la deuda por el pago de planillas de avance por parte de las administraciones públicas provocó una iliquidez alarmante en las empresas.

Además de la cuarentena estricta, las constructoras atravesaron otro problema, la deuda que todavía tienen las diferentes entidades públicas (Gobierno Nacional, Gobernaciones y Municipios) por el pago de planillas de avance. Según datos emitidos por la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), hasta julio de este 2020, la cifra ascendía a los 2.500 millones de bolivianos.
En septiembre, la Cámara Boliviana de la construcción (Caboco), emitió un comunicado oficial en el que informó que, de abril a julio, la población desempleada llegaba los 200 mil trabajadores de la construcción afectando no solamente al desempeño de proyectos, sino a las familias que dependen de estos ingresos. Una realidad que era muy diferente hace cuatro años, cuando el sector era una gran fuente de empleos.
“La cuarentena rígida establecida entre el 22 de marzo y el 11 de mayo, trajo como consecuencia empresas cerradas, quebradas y pérdida de trabajo. De acuerdo a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta el segundo trimestre del año 2020, el sector presentó una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de -50,95%, perdió la mitad del valor que generó el 2019 en ese mismo lapso de tiempo”, dijo Javier Arze Justiniano, gerente general de Cadecocruz.
Por su parte, José Carlos Cuellar, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Santa Cruz (CIC), señaló que la presente gestión cierra con números negativos para el sector, “el déficit que se viene arrastrando desde hace cuatro años es por la falta de inversiones, sobre todo externas, tanto en el departamento como en el país”.
Según el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), a octubre de 2020, muchos sectores continúan con tasas de crecimiento negativas, entre ellas la construcción con un – 32,06%.

También reflejó que el sector se vio afectado por la reducción de la inversión pública que, a octubre de este año, cayó en 66%.Por otro lado, el crecimiento de la economía se vio afectado principalmente por el desempeño adverso del sector minero (-1,54 puntos porcentuales), construcción (-1,13 p.p.) y la industria manufacturera (-1,92 p.p.).

Los efectos de la pandemia
Según datos de la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del INE, hasta el 30 de junio de 2020, se habían perdido el 17,2% de empleos del sector, en las áreas urbanas del país, porcentaje que representa a 60.000 trabajadores que quedaron cesantes.
Para Cadecocruz, las secuelas de la emergencia sanitara fueron la paralización total de actividades que detuvo el desarrollo del avance de obras y proyectos. La caída de las recaudaciones de ingresos fiscales, que dio como resultado una recesión económica que debilitó la ejecución de la inversión pública, que generó una deuda con las empresas constructoras por planillas de avance de obra impaga.

“De acuerdo a la última información disponible, la deuda bordea los Bs. 2.000 millones, lo que provocó (hasta el 30 de junio de 2020) una caída de la actividad a la mitad de lo que se había hecho en el año 2019”, dijo Arze.
Cuellar indicó que posterior al confinamiento, el proceso de reactivación de las actividades se dio de manera progresiva y agregó que “en este año, los municipios han otorgado permisos de construcción por debajo del 50% en relación con otras gestiones. Asimismo, el consumo del cemento en este 2020 ha sido el más bajo registrado, tal vez en los últimos diez años”.
Pero todavía no se han resuelto los problemas por los que atraviesa el sector. Persiste un déficit en la estabilidad financiera de varias empresas, porque las instituciones públicas no han cancelado todas las deudas con las empresas constructoras.

La reactivación
Mediante un comunicado oficial publicado en su sitio web, la Caboco propuso al Gobierno algunas soluciones relacionadas con el cumplimiento de obligaciones tanto con el Sistema Financiero como Tributario, la suspensión temporal de las demandas del proceso coactivo social por parte de las AFP´s y cajas de salud.
De igual manera, solicitaron que los empresarios puedan sustituir garantías, se agilicen los procedimientos para acceder a créditos y eviten las acciones de cobranza judicial por parte de la Entidad de Intermediación Financiera. Además de establecer una Ley de Regularización Tributaria que prevea la condonación total de las deudas tributarias y multas existentes.
Por su parte, Arze explicó que Cadecocruz planteó ciertos puntos que ayudarán al repunte constructor. Señaló que es importante que la inversión pública inicie nuevos proyectos y obras, para reactivar la actividad y generar empleos. Se debe garantizar la salud financiera del sector, lo cual será posible con la cancelación de las deudas de las instituciones públicas por concepto de planillas de avance de obra impagas, de este modo habrá mayor liquidez y convertir la planilla de avance de obra en título valor, que sea transable en el sistema financiero nacional.
Cuellar afirmó que aún existe un déficit en la estabilidad financiera de varias empresas, por ello se deben poner en marcha programas nacionales para incentivar la inversión productiva y crear nuevas fuentes de trabajo. Asimismo se debe propiciar la llegada de inversiones externas, esto será posible si el Estado genera garantías constitucionales.
“Necesitamos programas de Inversión Pública que coadyuven a la reactivación de nuevas obras generando empleos y ayudar a quienes fueron afectados por los despidos debido al ajuste de planilla prácticamente obligatorio que sucedió empresas privadas”, puntualizó el titular del CIC.

Para el 2021
El próximo año aún se muestra incierto pero se espera el cumplimiento de las previsiones del Presupuesto General del Estado (PGE), planteado por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, de este modo el PIB nacional crecería en 4,8% y la inversión pública ejecutada llegaría a 3.953 millones de dólares, con este panorama, Arze finalizó con una cifra muy baja, ya que indicó que la construcción podría crecer solo 1,62%.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios