ARQUITECTURA

Un artista en la arquitectura

Gustavo Medeiros Anaya recibió el Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo”, por sus méritos profesionales e importantes aportes que al sector.

En el marco de la VII Bienal Internacional de Arquitectura organizada por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz (Cascz), se instauró el galardón para reconocer la carrera profesional de importantes arquitectos del medio. En esta oportunidad lo recibió Gustavo Medeiros Anaya.
–¿Cómo se sintió al recibir el Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo”?
Ser acreedor del premio que me otorgó el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, con motivo de la Bienal, además de ser una sorpresa, me resultó sumamente grato, porque junto a Sergio Antelo, formamos parte de una generación que se inició con actitudes heroicas. Este reconocimiento pude compartirlo con el arquitecto Franco, lo cual fue un honor.
Hablemos un poco sobre usted ¿Cómo inició su carrera?
Escogí estudiar arquitectura seguramente por indirecta influencia de familiares que ejercían el oficio, pero también porque mi vocación musical no tenía el nivel para aspirar a un conservatorio. Elegí Córdoba (Argentina) descartando Madrid, Santiago y La Paz, por razones histórico-sentimentales que ligan Sucre con Córdoba. El destino me llevó a cursar la carrera en la época más brillante de esta facultad, anterior a los regímenes militares.
¿Cuál fue el proyecto más recordado o que le haya marcado?
Permítanme nombrar a dos, mi opera prima, (1965-1972) el proyecto de la Ciudad Universitaria de la Universidad Técnica de Oruro UTO y las obras de la Facultad de Ingeniería, en especial el Museo Mineralógico. Que saliera publicado en L´Architecture d´Aujour D hui, me hizo conocer internacionalmente. Otro proyecto importante fue mi casa en La Paz (1970), que figura como la única obra boliviana en el libro “Las 100 obras de la arquitectura Latinoamericana del Siglo XX”, publicado por Christian Boza en Chile.
¿Cómo describiría la arquitectura boliviana?
Tengo la impresión de que en este país existen más arquitectos por habitantes. Estos nuevos profesionales tendrían la oportunidad de ejercer en los municipios, capitales provinciales, OTB, Concejos municipales, instituciones dedicadas a la planificación del territorio. Pero todavía falta vocación de servicio, entrega y fe en un porvenir para Bolivia.
Actualmente, existen diferentes percepciones de lo que es ser arquitecto, pues dicen ser técnicos, porque les crearon un complejo frente a que esta profesión sea arte. Están las estrellas del jet set arquitectónico, quienes crean formas para darle brillo a ciudades. Y, los que llamo, “arquitectos descalzos”, que se interesan en resolver el hábitat de los más desfavorecidos.
Por otro lado, creo que también se está tergiversando el desarrollo armónico de las ciudades porque las multinacionales y los créditos inmobiliarios están prostituyendo el oficio del arquitecto.
Hablando del ámbito nacional ¿En qué ciudad considera que la arquitectura está más desarrollada?
Por la variedad y calidad de obras, además de la propia dinámica de esa ciudad, cabe indicar que es Santa Cruz.
¿Cree que hay grandes proyectos u obras destacadas en el país?
Las dos veces que la Fundación Mies Van Der Rohe de Barcelona me comisionó para recomendar cinco obras notables en Latinoamérica, pude sugerir las obras y sus autores. Luego, hemos tenido 14 años de penumbras y no me animo a indicar obras ni proyectos de importancia en Bolivia, esto no quiere decir que no se estén dando. Sin embargo, asumo que mi criterio exigiría respeto por el contexto urbano, el grado de innovación-adaptación-tradición y, no meramente, la apropiación inapropiada de modelos de moda, extra regionales.
¿Cuáles son los errores que más se cometen en el sector y que tal vez impidan su crecimiento?
Sindicar los posibles errores que en nuestro sector impiden crecer es tarea difícil y tal vez, sea injusto, en mi apreciación. Los tiempos han cambiado, los colegios de arquitectos en algunas ciudades hicieron la vista gorda a los proyectos atentatorios al patrimonio, porque soliviantaron concursos y expropiaciones contra la ley para invadir predios con monumentales estadios no aceptables, ni para la FIFA, pero también cabe decir que la baja auto estima de los colegas y los ridículos aranceles, o la proliferación de aquitectos en un escaso mercado, merman los proyectos de calidad, bien desarrollados porque son muy mal pagados. El “métanle nomás”, nos hizo a un lado aún para dirigir las obras de nuestros propios proyectos. Caso Centro Internacional de Convenciones y Cultura en La Glorieta-Sucre.
¿Hacia dónde cree que debería apuntar la arquitectura boliviana?
Haré un esfuerzo de imaginación para adivinar qué futuro pueda tener la arquitectura en Bolivia.
Un gran problema se da en lo político. Los gobiernos no vislumbran el futuro más allá de sus cinco años de gestión. Somos los arquitectos, urbanistas, paisajistas, ecologistas, sociólogos y economistas, quienes actuamos multidisciplinariamente para concebir soluciones con futuro, pero debemos tener paciencia para que nuestras ideas se plasmen. Esto se debe a la falta de visión de los políticos y la poca difusión de los valores que se pueden ofrecer a los habitantes.
Finalmente, creo que el diseño computarizado, tiende a desplazar el proceso creativo cerebro-idea-mano-dibujo, trae el prejuicio que los arquitectos somos dibujantes y tramitadores, pues la concepción es del inefable cliente, o de su bolsillo.

Sobre el premio

En el marco de la VII Bienal Internacional de Arquitectura organizada por el Cascz, se instituyó y entregó por primera vez el Premio Bienal a la Trayectoria “Sergio Antelo”, en reconocimiento a la trayectoria profesional de arquitectos que han desarrollado su carrera de forma sobresaliente y realizaron obras representativas en diversas ciudades de Bolivia.
El premio lleva el nombre del arquitecto Sergio Antelo Gutiérrez, para honrar el importante aporte que brindó. Estuvo a la cabeza del Cascz (1974-1977), fue el primer cruceño en presidir el Colegio de Arquitectos de Bolivia (1978-1981). Además tuvo un rol protagónico en la creación del Plan 3000, en la ciudad de Santa Cruz, por mencionar algunos de los hechos más determinantes en su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios